Egipto

Egipto: cambio de rumbo y cierta recuperación

          1-Introducción

  1. La República Árabe de Egipto es un país con una extensión de poco más de un millón de kilómetros cuadrados, que se encuentra bañado por el Mar Mediterráneo y el Mar Rojo, limitando al oeste con Libia, al sur con Sudán y al este con Israel y el territorio palestino de Gaza. Cuenta con cerca de 87 millones de habitantes, siendo el país árabe más poblado, de los cuales unos 18,5 millones habitan en su capital, El Cairo. La religión oficial de Egipto es el Islam, así la mayoría de su población es musulmana sunnita y la minoría más numerosa viene representada por los cristianos ortodoxos coptos.En términos de paridad de poder adquisitivo, su PIB per cápita se sitúa en torno a los 6.696 dólares, según previsiones del FMI para 2014, lo que supone que el 40% de la población egipcia se encuentre en situación de pobreza.En lo que respecta a su forma de Estado viene definida conforme a la Constitución de 2014, como una República que cuenta con un régimen político semipresidencialista. El mandato del Presidente se extiende a un período de cuatro años, con posibilidad de una reelección. Y el Parlamento es unicameral (Cámara de Representantes) que se renueva cada cinco años. Pero tras el golpe de Estado dado por los militares en julio de 2013, en Egipto está instaurada una dictadura militar con un gobierno provisional, que puso fin al mandato del presidente Mohamed Morsi, perteneciente al grupo islamista de los Hermanos Musulmanes.

    El actual Gobierno, liderado por Abdel Fattah el Sisi (ex–jefe del Ejército), no cuenta con suficiente apoyo popular tras la escasa participación y la gran cantidad de votos nulos, registrados en las votaciones de 2014, para aprobar la nueva Constitución, establecer un plan de transición y elegir al presidente.La economía egipcia ocupa un lugar destacado dentro del continente africano y cuenta con abundantes recursos naturales.

Egipto

2-Visión económica general

Registró un crecimiento del PIB del 2,1% en el año fiscal 2013–2014 (julio–junio), muy similar al que se había observado en el año anterior (2,2%). Con la elección del presidente Abdel Fattah el Sisi y las medidas de estímulo implementadas con la financiación de países del Golfo, se espera reactivar la confianza empresarial en Egipto. Según las previsiones de Economist Intelligence Unit (EIU), para el ejercicio fiscal 2014 -2015 se prevé un crecimiento del PIB del 1,8%. Por otro lado, la debilidad de la libra egipcia también favorecerá las exportaciones de manufacturas y servicios. Por lo que se experimentará una reactivación del crecimiento de acuerdo con las previsiones de EIU.

La tasa de variación anual del IPC (índice de Precios al Consumo)en Egipto en Enero de 2015 ha sido del

-21,5%, y la  mensual  ha sido del -27,7%. Así, los continuos disturbios que provocan interrupciones en las cadenas de suministros, el mantenimiento de una política monetaria flexible y el incremento del salario mínimo, presionarán al alza los precios.

En el ámbito de la política fiscal, Egipto tiene previsto el lanzamiento de un paquete de medidas de estímulo (por 3.480 millones de dólares),  que cuentan con el respaldo de la ayuda suministrada por los países del Golfo. Esto está siendo una importante fuente de ingresos para las arcas públicas egipcias, que también se verán apoyadas por una serie de reformas tributarias (establecimiento de un impuesto sobre dividendos y ganancias de capital, reemplazo del impuesto general sobre las ventas por un impuesto sobre el valor añadido, e implementación de un impuesto sobre la propiedad) y  reformas sobre los subsidios (limitación de las cantidades de energía a disposición de consumidores a precios subvencionados). Además, con la prevista recuperación económica a partir de este año 2015, las expectativas apuntan a una contracción del déficit fiscal, aunque seguirá manteniéndose en niveles elevados.

Egipto posee un clima de negocios frágil (calificación “B”, según Coface). Su economía se sitúa en el puesto 135, entre 178 economías incluidas en el índice 2014 de Libertad Económica, elaborado por Heritage Foundation (puesto 13 entre 15 países del noroeste del continente africano), por lo que puede calificarse como una economía extremadamente controlada. Sin embargo, el grado de libertad económica de Egipto ha venido aumentando en las dos últimas décadas, impulsado por la mayor libertad fiscal y comercial, lo que la ha convertido   en una de las economías más abiertas del noreste de África a la inversión directa extranjera (IED). Muchos inversores extranjeros, sobre todo productores de bienes de consumo, se ven atraídos por el tamaño del mercado y los reducidos costes de la mano de obra.

Egipto se sitúa en la posición 128, entre un total de 189 respecto a la existencia de una regulación empresarial más favorable a la realización de negocios, de acuerdo con la clasificación del Doing Business 2014 del Banco Mundial. La apertura de una empresa en Egipto es más rápida que en la media de los países del Norte de África e incluso de algunos países de la OCDE.

Desde el punto de vista de las empresas locales, destacan las condiciones relativamente más ventajosas en materia de costes asociados al comercio transfronterizo (costes de importación y exportación inferiores a la media de los países de la OCDE, aunque el tiempo empleado es superior). Pero resultan especialmente complejos la tramitación de permisos de construcción y el sistema de pago de impuestos.

Egipto

3-Clima para los negocios y la inversión

El actual Gobierno de Abdel Fattah el Sisi está dando prioridad al impulso de la inversión, enfocada hacia una mejora de las infraestructuras y a la creación de puestos de trabajo, así como al fomento de las asociaciones público-privadas. También, está tratando de impulsar la explotación y el desarrollo del sector de hidrocarburos, para responder a los continuos cortes eléctricos.

Según los expertos en cuanto la situación sea más estable en el ámbito político, la demanda interna tenderá a su recuperación y se retomarán los proyectos de inversión empresariales, ya que es uno de los mayores receptores de inversión extranjera en África.

En lo que respecta al plano internacional, Egipto tiene como prioridades el mantenimiento de las relaciones con EE.UU. y la UE, así como el establecimiento de lazos con Rusia y China. Al mismo tiempo busca obtener el máximo beneficio del apoyo de los países árabes del Golfo, aunque las relaciones con Qatar y Turquía se han deteriorado en los últimos tiempos

Y aunque el clima de inseguridad ha lastrado fuertemente las llegadas de turistas, el turismo sigue siendo una importante fuente de ingresos para esta economía africana.

4-Mercado y sectores en auge

En 2013, España fue el séptimo principal proveedor de Egipto. Las exportaciones españolas de mercancías a este país fueron de 1.060 millones de euros, y entre las principales partidas destacaron: aparatos y material eléctricos (16,08% del total); máquinas y aparatos mecánicos (10,79%); y cobre y sus manufacturas (10,44%). El saldo de la balanza comercial hispano-egipcia había sido tradicionalmente negativo para España. Hasta que en 2013, se observó un superávit para España de 172,19 millones de euros, debido a una caída interanual de las importaciones del 22,17%, muy superior a la de las exportaciones, que fue del 1,63%.

Los sectores con mayor demanda potencial para invertir son el de bienes de equipo, que incluye: aparatos mecánicos, electrónicos y conjuntos industriales. Además, para acometer las obras de infraestructuras y otros proyectos están precisando de maquinaria y materiales de construcción (en particular el cemento). También, se ha incrementado la demanda de equipos agrícolas modernos, por la recuperación de las zonas desérticas, para su explotación. Por otro lado la demanda de equipos de seguridad para empresas y hogares, ha aumentado su demand

Egipto

Otros sectores atractivos son el de telecomunicaciones, turismo, energía, infraestructuras de transporte,

agroalimentario (procesamiento de alimentos), componentes de automoción, textil, tratamiento de aguas

y  el sector financiero (cuando se liberalice).

5-Compañías egipcias destacadas

Orascom Development: es un grupo empresarial líder en destinos turísticos que incluyen hoteles, villas y apartamentos privados, instalaciones de ocio, como campos de golf, puertos deportivos e infraestructura de apoyo. El grupo actualmente opera en ocho destinos teniendo su sede en Egipto. Cuenta con un total de 32 hoteles con 7.487 habitaciones.

Mobinil: es un operador de telefonía móvil en Egipto. Fundada en 1998. La compañía es propiedad de Orange. Mobinil fue la primera empresa de telecomunicaciones para recibir el certificado ISO 14001 en Egipto y el Oriente Medio.

Banque MISR: Fundado en 1920 por el gran economista egipcio, Mohamed Talaat Pasha Harb. Casi cien años después, es el banco pionero en la utilización de tecnología de última generación para los sistemas bancarios y servicios en Egipto. Actualmente, está llevando a cabo la renta variable en 202 proyectos en diversos campos, dirigidos a servir a la economía nacional. Estos proyectos incluyen 12 bancos de empresas conjuntas, 35 proyectos industriales, 23 proyectos de turismo, 27 proyectos de vivienda, 35 proyectos de Agri y comida, 30 proyectos financieros, 24 proyecto Serviceing, 16 de TI y comunicación de proyectos, 5 fondos de capital privado. Banque MISR también ha establecido dos de los fondos de inversión más grandes de Egipto.

6-Compañías españolas implantadas en Egipto

BORGES.- Instaló una planta en Egipto para procesar aceite a finales de 2008,  a través de la firma Borges for Food Industria. En un año aproximadamente, la instalación produjo unas 300 toneladas de aceite. La estrategia de la empresa se enmarcó dentro de la apuesta por producir en el exterior para abastecer el mercado nacional y, a la vez, suministrar a los terceros países. El grupo buscó obtener en los mercados emergentes el 50% de su negocio tras caer las ventas un 11% en España.

GAMESA EÓLICA.- A finales de 2011, Gamesa suscribió, a través de filiales del grupo, un acuerdo, con la autoridad egipcia de energías renovables, “New & Renewable Energy Authority (NREA)” para el suministro, instalación, montaje y puesta en marcha, en Egipto, de 100 aerogeneradores de la plataforma G9X-2.0 MW, incluida la operación y el mantenimiento durante cinco años, con una potencia total de 200 megavatios. Inició la fabricación de los aerogeneradores destinados a este contrato en 2012.

CAIXA BANK.- El principal objetivo de CaixaBank en Egipto es mejorar los canales de comunicación con las instituciones financieras locales, dando apoyo así a las actividades de sus clientes en este país, ya sean de comercio exterior o de inversiones y proyectos de implantación. También ofrecen asesoramiento y acompañan a empresas españolas que quieran desarrollar su negocio en el exterior. Se dirigen a empresas españolas con actividad en el extranjero y empresas extranjeras con actividad en España. De esta oficina en Egipto dependen Jordania y Líbano.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Egipto: cambio de rumbo y cierta recuperación
5 (100%) 18 votes