La logística internacional, factor clave de competitividad

Logística Internacional

Los empresarios españoles trabajan sin descanso para conseguir tener un producto competitivo en el mercado. Cada vez son más aquellos que se atreven a aventurarse en mundo internacional, empezando con meras exportaciones y acabando por instaurar filiales en diferentes puntos del planeta. Diseñan estrategias comerciales, ajustan los costes de producción, gastan fortunas en campañas de marketing e intentan jugar con las finanzas para optimizar los beneficios al máximo. Por desgracia, la gran mayoría no tiene en cuenta el impacto que puede tener la logística internacional en el coste final de su producto.

La logística internacional y comercio exterior

   

Si analizamos el proceso de una compraventa global de mercancías, nos damos cuenta del peso que tiene la logística internacional, que se define como el conjunto de medios y métodos necesarios para llevar a cabo la organización de una empresa, o de un servicio, especialmente de distribución.

Si después de haber llegado a un acuerdo por la venta de un producto, los costes logísticos no son óptimos, el cliente no aceptará la compra ya que esta inversión le afecta directamente a su margen final. Por otro lado, también hay que tener en cuenta las condiciones. Por ejemplo, si enviamos productos alimenticios sin ordenes concretas de carga (temperatura, posicionamiento en el barco, etc.) la logística aduanera no contribuirá a que el producto llegue dañado a destino y será rechazado por nuestro cliente.

Muchas PYMEs de nuestro país fabrican productos de una gran calidad, que diferencian del resto por su exclusividad. Si no consiguen unas buenas condiciones logísticas, los clientes potenciales buscarán productos alternativos, probablemente de una calidad inferior, pero que les dejarán un mayor margen.

También hay que entender que, si no se controla la logística internacional, se cierran muchos mercados. Su complejidad provoca que ciertos mercados, como Sudamérica o Arabia Saudí, quieran comprar el producto en su puerto más cercano, es decir, en condiciones CNF.

En el mundo internacional controlar la logística y entender cómo funciona cada mercado es primordial para que nuestro producto pueda ser aceptado. Trabajando con un operador logístico global y transparente, podremos conseguir buenos fletes e información para que nuestro producto no tenga ningún problema y nuestro precio de venta final sea competitivo en nuevos mercados.

Fdo:

Joan Bonastre

Head of Sales Team – Yusen Logistics