Marketing internacional: qué es y qué beneficios aporta

El marketing internacional es la ampliación a más de un país, de los principios y estrategias del marketing.  O dicho de una manera más sencilla: es elaborar un plan de actuación para incentivar la demanda de nuestros productos en un país (o países) que no son el de origen.

Para poder desarrollar esta estrategia que comentamos, se hace imprescindible tener en cuenta numerosos aspectos, partiendo de uno básico: vamos a actuar con culturas y realidades que son ajenas a nuestro entorno habitual, lo que nos va a obligar a prestar especial atención a ciertos factores que resultarán claves para la introducción de nuestros productos en mercados internacionales.

Una de las responsabilidades de cualquier plan de marketing es fidelizar al consumidor, y como esto no se puede lograr sin conseguir que los productos satisfagan necesidades, para lograr este objetivo a nivel internacional, es necesario trabajar en el ámbito de la investigación del mercado extranjero. Cualquier estrategia exitosa de un plan de marketing internacional debe conocer las características del comercio global para realizar las recomendaciones correspondientes en torno al diseño y el desarrollo del producto.

El mundo del marketing internacional, por tanto, está íntimamente relacionado con el comercio exterior y los negocios internacionales, y que ofrece las técnicas de gestión empresarial para que la empresa pueda obtener un beneficio aprovechando las oportunidades que ofrecen los mercados exteriores y haciendo frente a la competencia internacional.

¿Qué se necesita para desarrollar una estrategia de marketing en el comercio internacional?

El punto de partida es hacerse dos preguntas necesarias:

  • ¿Existe un mercado para mi producto?
  • ¿Cuánto – y cómo- debo adaptarlo para los mercados internacionales?

Si la respuesta es positiva para la primera pregunta, entones cualquier estrategia de marketing internacional tendrá que ir dirigido a elaborar un plan que responda a cómo nuestros productos deben adaptarse en aspectos como normativas o precio (teniendo en cuenta la capacidad adquisitiva de los nuevos mercados, los costes de logística, la competencia, etc), pero también se hace necesario elegir el canal de distribución más favorable y elaborar una estrategia de comunicación.

Las respuestas a estas cuestiones es lo que conforma el Plan de Marketing Internacional, que la herramienta básica de la política de internacionalización de la empresa y en el que se establecen objetivos y cómo llevarlos a cabo. Pero ¡ojo! Aunque hay muchos motivos para internacionalizarse, expandirse no es una decisión que se deba tomar a la ligera. Cada empresa tiene una visión que la distingue y marca el enfoque de las estrategias que debe diseñar para cumplir sus metas. Y en esto, la estrategia de marketing internacional es fundamental.

Principales beneficios del Plan de Marketing Internacional:

  • Ampliar la visibilidad (y, por tanto, el impacto) de nuestra marca
  • Lograr un mayor dinamismo en las ventas
  • Diversificar los riesgos. Al identificar nuevos mercados internacionales, se disminuye el riesgo de pérdida en inversión.
  • Mayor rentabilidad e ingresos: Al apuntar hacia lo global, muchas empresas adquieren más y mejores ingresos.
  • Mejorar la imagen (interna y externa)
  • Aprendizaje continuo

En resumen, el marketing internacional ofrece las herramientas necesarias para ayudar a exportar a las empresas, lo que da la oportunidad de alcanzar nuevos mercados y reducir la vulnerabilidad a través de la diversificación.

Si necesita ayuda para la elaboración de un Plan de Marketing Internacional, puede contar con BusinessGoOn para el estudio de los mercados objetivos, forma de entrada en éstos y adaptación n del marketing-mix.